sábado, 5 de enero de 2008

Una mesa preciosa.


Hacer una mesa nueva para la cocina es más fácil de lo que crees. Antes de tirar la que ahora tienes, aprovecha, si puedes las patas o la estructura donde se apoya el tablero original.
Si no es posible puedes comprar patas sueltas en tiendas de bricolaje o en "Ikea" si tienes alguno cerca.

Elige primero los baldosines que quieres utilizar. La gama de estilos es interminable. Yo te propongo la que he hecho para mi. Son pavimentos de Agatha Ruiz de la Prada. Pero depende del tono que quieras darle a tu cocina. Este que yo he elegido es alegre y un poco infantil, tal vez como yo.
También queda precioso con baldosines pequeños de 10x10 cm. y combinando colores o en un tono liso. Las combinaciones son infinitas y con la gran ventaja de que lo harás a tu gusto.

El resultado es bastante resistente. LLevo utilizando esta mesa durante un año sin excesivo cuidado con las cosas que pongo encima y no ha sufrido ningún daño.
Antes pasar a las explicaciones te diré que te aconsejo adaptar el tamaño de la mesa a la medida de baldosas enteras (para no tener que cortar ninguna). Entonces, lo primero de todo es elegir el pavimento que vas a utilizar y hacer un dibujo con la combinación que deseas. Una vez comprado coloca todas las piezas sobre cualquier superficie, (incluso en el suelo) y mide exactamente el tamaño y en función de esto,compra el tablero y entoces haremos la mesa.

Material que necesitas:

  1. Un tablero de aglomerado o DM de 19 milímetros de grosor. (si vas a un establecimiento especializado en cortes de tableros, te lo cortarán a la medida que desees.) y cuatro patas, si no puedes aprovechar las antiguas.
  2. Pavimento elegido (compra alguna baldosa de más, para repuesto por si se te rompe o estropea alguna).
  3. Canteado de PVC para pegar alrededor de toda la mesa una vez terminada. (se compra en el mismo sitio que los tableros).
  4. Plancha de corcho de 4 milímetros de grosor (de la medida de todo el tablero).
  5. Cola blanca (normal y corriente)
  6. Cola de contacto (para el canteado).
  7. Brocha.
  8. Lechada (es una pasta que se echa entre las juntas de los baldosines, se encuentra muy fácil en tiendas de bricolaje).
  9. Color para la lechada si no se quiere blanca (es un botecito con líquido del color que quieras. Se añade a la lechada y queda del color que le pongas. Sólo es un detalle).
  10. Esponja y agua (para la lechada).
  11. Lima grande (para el sobrante del canteado.

Lo primero es atornillar las patas al tablero, Una vez hecho esto, pega con cola blanca el corcho en toda la superficie de la mesa. Ten cuidado que no sobresalga nada por ningún lado. Ahora presenta (antes de pegar) los baldosines en la forma en que quieres que quede y asegúrate de que es así como te gusta. Ahora es el momento de cambiar el estilo, la forma o la combinación de colores.

Una vez que has decidido cómo colocar el diseño, ve pegando cada baldosa una a una, con cola blanca sobre el corcho (el corcho es para que absorba posibles golpes y amortigue su uso). Es importante que empieces a pegar por los extremos y te asegures que no sobresalga nada por los lados, si sobresaliese algo no podríamos pegar el canteado final. Una vez pegadas todas las piezas, deja secar dos o tres horas. Pasado este tiempo pega el canteado todo alrededor de la mesa. Corta en cada esquina, ya que el PVC no podrás doblarlo. Utiliza la cola de contacto para pegarlo. Recuerda que debes impregnar tanto el lateral de la mesa como la tira de canteado y dejar hasta que no esté mordiente (que no se pegue a los dedos al tocar). Cuando esté en su punto de pegado, junta las dos superficies dejando el sobrante (esto es importante) por la parte de abajo, ya que te sobrarán 3 milímetros que luego arreglaremos. Es decir, el canteado ha de quedar al ras por toda la superficie de la parte de arriba. La cola de contacto pega al instante, pero antes de cortar el sobrante deja que seque una hora. Ahora es el momento casi final.

Hay que hacer la lechada. Normalmente se vende en polvo y en las instrucciones te indicará la proporción de agua que has de utilizar para conseguir una pasta bastante espesa. Ahora es el momento de añadir el color, si lo vas a poner. Como ves en la foto, yo puse la lechada de color naranja para que hiciera juego con la mesa, y el canteado de color verde pistacho. Extiende sin miedo la pasta por todas las juntas de las baldosas. No importa que sobre mucho, distribuyela por toda la superficie, aunque se manche. Luego se limpia muy bien. Lo importante es que se meta bien por todas las juntas, incluído el borde con el canteado. Si ya están todos los huecos cubiertos, utiliza la esponja para ir retirando el sobrante de pasta. Verás cómo va quedando limpito.

Ya puedes corta
r o limar el sobrante del canteado por la parte de abajo del tablero. Y, ¡La mesa está terminada! Ahora ya puedes presumir de mesa exclusiva, lo será seguro.
Ánimo. El mundo es de los valientes.

Un saludo de Manuela.

8 comentarios:

Lala dijo...

que mesa .. que preciosidad .. y sobre todo echo con tus propias manos .. me he quedado encantada .. de veras me encanta tu blog.. un saludo ...

Pilar dijo...

Esta mesa ilumina la cocina más triste !! Que colores más estupendos ! Eres una artistaza.

Manuela dijo...

Muchísimas gracias, me siento halagada de verdad.
Un saludo, volved por aqui.
Manuela.

Anónimo dijo...

Hola

¿Qué grosor de canteado usaste? ¿cómo te las arreglaste para limar/cortar/pulverizar ;-) el sobrante del canteado? Tengo entendido que el canteado de pvc es duro

gracias

Manuela dijo...

El grosor del canteado era de un milímetro aproximadamente. Y el ancho era de 36 milímetros.
Para quitar el sobrante no puedes cortarlo, efectivamente es muy duro pero lo hice con una lima plana (escofina: plana por un lado y curva por el otro)con la parte planta pegada al tablero por la parte de abajo y haciendo un movimiento de vaivén, como un cuchillo. Sale bastante bien y con cierta facilidad, Además va limando la superficie a la vez.
Prueba, es muy facil.
Encantada de ayudarte. Si necesitas más información no tienes más que decirlo.
Un besito y gracias por la visita. Espero que te animes.
Natacha.

Claudia dijo...

La mesa quedó hermosa muy bien el diseño,los colores y las terminaciones perfectas.Te felicito!!

Manuela (Natacha) dijo...

La encontraste, ¡Gracias Claudia!
Un besito, preciosa
Natacha.

Mª Pilar dijo...

Te felicito por tu mesa con ese colorido tan original que le has dado.

La elección de los azulejos ha sido la más acertada, ya que Agatha Ruiz es de lo mas alegre que he visto en azulejos.

Enhorabuena por tu mesa, sigue adelante con este blog tan estupendo y que nos ayuda tanto.

Muchísimas gracias, Manuela.