martes, 20 de noviembre de 2007

El jabón de acero, ¿Qué es y para qué sirve?


El Jabón de acero realmente no es jabón. Es una pieza, normalmente hueca y con diferentes formas (de huevo, casi siempre de pastilla de jabón) hecha de acero.

Su utilidad es muy interesante y curiosa. No soy química y por lo tanto no tengo una explicación científica de sus efectos, lo que si os digo es que yo lo utilizo hace muchos años y funciona a la perfección: Qu
ita totalmente el olor a ajo de las manos y de cualquier utensilio.
La forma correcta de utilizarlo es bajo el agua fría frotarse la manos con él (nunca tocarse una mano con otra, sino con el jabón en medio). Os aseguro que el olor del ajo, que es tan persistente en la piel, desaparece por completo.
¿Mágia? No, claro que no, seguramente es una reacción química que ocurre al mezclar el agua con el acero.

A veces lo he visto a la venta en grandes centros comerciales a precio caro (14 euros). A mi me costó menos de un euro. Pero, en cualquier caso dura toda la vida así que bien se puede uno permitir el lujo de comprarlo. Yo lo tengo hace más de 10 años y mirar cómo está. Mis hijos podrán heredarlo, seguro.
Bueno, después de este truco, Manuela os manda un saludo.

10 comentarios:

Nomegustamorirme dijo...

Eh, es fascinante no lo había visto nunca.
Un beso.

Super Tomate dijo...

Yo ya lo sabía jeje.., sigue contando cosas interesantes.

Un abraso.

Anónimo dijo...

!Amos andaaaa!

canela dijo...

Hola, saludos y felicidades por tu blog.

Quería preguntarte ¿dónde compraste el jabón de acero tan barato? Yo he mirado por internet y cuesta en clubcocina.com alrededor de los 7€.

Muchas gracias.

canela
www.canelaychocolate.blogspot.com

Manuela dijo...

Hola canela,
gracias por tu comentario. El lugar donde compré el jabón es un establecimiento llamado LIDL. No sé en qué ciudad vives. Si es en Madrid, tienes varios. Busca en google.
Un besazo fuerte y feliz navidad.

canela dijo...

Manuela, gracias por tu ayuda.
Tengo cerca de mi casa un Lidl, iré a ver si todavía les quedan.

Saludos y felices fiestas también para ti.

canela
www.canelaychocolate.blogspot.com

diaouled (JotaJota) dijo...

Hola Manuela, he investigado un poquillo el asunto y tiene fundamento científico, lógicamente.

El ajo contiene aliína, así como la enzima aliinasa (la terminación asa indica que es una enzima que rompe otra molécula). Al cortar o machacar el ajo, las paredes de las moléculas del ajo liberan esa enzima aliinasa, que se pone en contacto con la aliína creando otra sustancia que se llama alicina.

La alicina es la responsable del olor del ajo, así como de sus propiedades antibióticas tan saludables. Esta molécula se pierde rápidamente al calentarla, por lo que si se quieren aprovechar los efectos antibióticos del ajo, éste ha de aplicarse o consumirse crudo.

La alicina es en realidad una molécula que se lleva muy bien con el agua y con el alcohol, es decir, se disuelve completamente en agua, de ahí que al lavarse las manos (sin frotar!) el olor a ajo se elimine. Al frotar provocamos que la alicina "se pegue" a nuestra piel de modo que el agua es incapaz de disolverla.

El papel del jabón de acero en todo esto tiene dos interpretaciones (y esto es propia cosecha -soy químico-): o bien que el de catalizador de la disolución de la alicina en agua, o dicho de otro modo, el acero facilita que la alicina y con ella el olor a ajo (que no mal olor) desaparezca; o bien no sirve para nada, excepto para lavarse las manos sin que una frote con la otra y evitar así que las moléculas de alicina se peguen a nuestra piel!

Besotes.

Manuela dijo...

Jotajota, estoy encantada. Gracias por tu explicación.
La hemos leído en casa y nos apuntamos a la segunda explicación.
Un besote grande, amigo.
Natacha.

Estercity dijo...

Que bueno .
Ayer lo vi en una tienda y no lo conocía. Si funciona , habrá que comprarlo.He descubierto tus blogs por el atelier de Sandra.
Voy a cotillear un poco que seguro que encuentro cosas chulas

Manuela (Natacha) dijo...

Estercity, pasea cuanto quieras, mi casa está abierta 24 horas. Me alegro de verte por aquí, espero que repitas y podamos compartir un ratito y más cosas.
Un beso, guapa.
Natacha.